Emprender sin morir en el intento

Emprender sin morir en el intento

Emprender sin morir en el intento 1068 621 Proprom

Hoy hablaremos de algo que quizá haya o esté pasando por tu cabeza en este mismo momento ¿emprender o seguir trabajando? si ya estás en el proceso de crear tu propio negocio te quiero dejar unos emprende-tips para que no mueras en el intento.

Primero que nada, si estás leyendo esto, debo decirte que emprender no es la cosa fácil que nos han venido contando, tampoco te harás rico de la noche a la mañana, es un proceso que te costará muchas lágrimas, enojos, risas y sobre todo lleno de aprendizaje. Y claro si lo sabes llevar correctamente te retribuirá económicamente.

  1. En caso de que aún estés pensando en lanzarte al vacío o no … ¡lánzate! Uno de los grandes errores de cualquier persona es pensar las cosas demasiado, claramente necesitarás una estrategia y para eso estás leyendo esto, pero, si esperas demasiado o te detienes porque sientes que aún “no está perfecto” te perderás de muchas cosas y es un 80% probable que no lo hagas y mueras en el intento sin siquiera haberlo hecho.
  2. Siempre ten un plan B, es decir, diversifica tus ingresos, como lo mencionamos en la parte de arriba el hecho de empezar un negocio propio no te garantiza que de la noche a la mañana tu cuenta de banco contará con 6 ceros. Así que la mejor forma de garantizar un ingreso continuo es diversificando tus ingresos. Esto claramente no será fácil, necesitarás de mucha disciplina, determinación, organización y ambición. Si actualmente te encuentras trabajando y recibes un salario mensual, más prestaciones de ley, etc. No lo dejes. Aprende a distribuir tus tiempos y trabaja por objetivos, no por tiempo.
  3. Haz un FODA en donde dividas tus fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas, al principio cuando inicias un negocio, es normal que te sientas Superman o la Mujer maravilla, pero en algún momento ese sentimiento será suplantando por el síndrome del impostor. Lo mejor será que desde un principio potencialices tus fortalezas, fijes el camino para cumplir tus oportunidades, analices tus debilidades y disminuyas tus amenazas.
  4. Disfruta el proceso creativo, muchas veces los emprendedores nos aferramos tanto a la meta que olvidamos el camino, aprende a disfrutar de cada una de las cosas que sucedan en tu proceso de emprendimiento, de esta forma el camino te será mucho más llevadero. Quizá te suene un poco cliché, pero inmediatamente tus clientes o audiencia se dará cuenta si lo que haces te apasiona o no y créeme muchas veces la pasión y el gusto por lo que hacemos inevitablemente llama al dinero.
  5. Créetela. Si desde un principio tú haces ver a tu negocio como “pequeño o insuficiente” así será percibido. Desde sus inicios visualízalo a futuro y haz estrategias para que sea viable llegar ahí.
  6. Aprovecha a tus 100 o 200 seguidores en Instagram y haz tu propia promoción. Hazlos parte de él desde el minuto 0, eso en un futuro a corto plazo te ayudará a crear una comunidad. No te limites por la pena o por el que dirán, pero obvio plantéate la imagen y lo que quieres comunicar, recuerda, contenido sin estrategia, no es nada.
  7. No desistas, se perseverante. Diría mi abuelita “el que persevera, alcanza” súper cliché, ¿no? Pero esto es muy cierto. Tanto si tu negocio está o no en las redes. (lo cual te recomendamos que si este) es importante que no dejes de intentar. En el caso específico de las RRSS es importante que siempre subas contenido, lo recomendado una vez al día y que siempre mantengas a tu audiencia informada sobre lo que estás haciendo, así tengas 10 seguidores a 10k.
  8. Finanzas sanas igual a negocio sano. Es importante que antes de que empieces a vender sepas realmente los precios de TODO en el caso de un servicio muchas veces nos olvidamos de costear el tiempo y amigo, el tiempo es lo más valioso que tenemos, en el caso de un producto saca cuentas de todo lo que ocupas, cuáles serán tus gastos de transporte, cuál será tu retorno de inversión, gastos de empaque, materia prima, precios con proveedores, etc. Hasta la mínima hoja que ocupes la tienes que tener cuantificada, pues si no luego aparecerán los números rojos y no queremos que ocurra eso.
  9. Tanto si eres emprendedor o no, creo esto es una base en cualquier vida. Capacítate, no dejes de aprender. Lo cierto es que en el mundo del emprendedor tendrás que realizar muchas tareas y que mejor que sepas realizarlas lo mejor posible.
  10. Relaciones públicas. Acude o haz networking, el fin de las relaciones publicas no es vender, es amplificar tu mercado para que más personas lo conozcan. Se sociable, participa en eventos, conoce, nunca sabes con quién te podrías encontrar.

Necesitaras también mucha inteligencia emocional, acepta el fracaso como parte de, sin llegar a glorificarlo. Solo se consciente que equivocarse es de humanos, aprende y sobre todo continua y no te límites.

Escrito por @brendeileen

Abrir chat
1
Buscas Trabajo?
Hola! Este es el Whatsapp para Vacantes, si estas interesado abre el Chat.